Turismo de salud

La salud se va de viaje y se instala como tendencia

El turismo de salud representa en la actualidad una de las tendencias más populares de los viajes casi a cualquier destino. El deseo de disfrutar de actividades y de tratamientos saludables en el tiempo de vacaciones se está convirtiendo en una parte importante de la experiencia del viajero, que, además de conocer el entorno del lugar que visita, quiere aprovechar para hacer terapia y rejuvenecer y relajar su cuerpo y su mente.

El turismo wellness, como también se lo ha llamado, sólo sigue la tendencia actual del cuidado personal. Lo que hace el viajero no es más que llevarse uno de sus hábitos más queridos para disfrutarlo también durante el tiempo de vacaciones.

En otros casos, acudir al spa de un hotel, para viajeros no introducidos en el tema, representa algo parecido a un momento liberador, a la participación de una experiencia nueva que intenta romper con la monotonía y el ajetreo de trabajos y de otras ocupaciones. En cierta forma, el turismo wellnes representa una reafirmación del yo, del mejor yo, el que se preocupa de una manera consciente por sí mismo y por su salud.

Cifras y evidencias

Esta tendencia del turismo globalizado movió en 2015 unos 50.000 millones de euros y para el año 2017 se espera un crecimiento del 9%. El wellness tourism es también una oferta turística escalable que se adapta al nivel de gasto de cada tipo de turista.

Según datos de 2014, el número de viajes en todo el mundo que tenían por tema el turismo de salud superó los 600 millones de desplazamientos. Otro dato revelador, los spas ganaron en todo el mundo casi 100.000 millones de euros en 2013. Y la media de gasto de cada viajero en el mismo periodo fue de unos 1.600 euros.

Los nacionales que más viajan por motivos de salud son los norteamericanos, los alemanes, los franceses, japones y austriacos. Las previsiones de crecimiento de este ámbito turístico tendrán sus destinos estrella en los próximos años que serán Asia, América Latina y Oriente Medio.

La escalabilidad del turismo de salud se puede ver bajo la forma de unas pocas sesiones de spa en un hotel o en un negocio asociado al alojamiento o puede adquirir el aspecto de terapias médicas en hoteles y balnearios de lujo.

En casos como ésos, el turista tiene la tentadora opción de iniciar cambios alimenticios o tratamientos para la recuperación de lesiones y de enfermedades con el mismo grado de atención -o mayo- que el puede recibir en una clínica especializada.

El turismo de salud también está inmerso en sus propios procesos evolutivos. Así, el 59% de las ofertas de turismo de salud a escala global nada tienen que ver con los spas. Este turismo de salud sin spas se basa en actividades de perfil terapéutico o deportivo con los que recuperar el tono físico o de afecciones como las del tabaquismo o las del estrés. Otras actividades se orientan a eliminar tensiones, emocionales y a liberar el cuerpo.

Este turismo de salud también ha creado sus propios nichos de mercado. Ese es el caso del turismo del cannabis que ha ganado popularidad en regiones de Estados Unidos o que se ha extendido en granjas de Holanda, zonas donde se ha despenalizado el consumo recreativo y medicinal del cannabis.

El envejecimiento general de las poblaciones de los países del primer mundo es otro de los factores que ha hecho mucho por estimular esta tendencia de turismo. Lo mismo que sucede con la apertura de no pocos establecimientos hoteleros a prácticas curativas y tratamientos más o menos exóticos que resultan un poderoso reclamo para una parte de la población viajera.

Los expertos repiten, casi como un mantra, el valor y el papel de los viajes de salud como parte del turismo más ético y sostenible. El futuro del turismo wellness gozará en el futuro de muy buena salud.

Seguros de Salud privados

Seguros de Salud

Todos, en algún momento de nuestras vidas, nos hemos planteado la contratación de un seguro de salud privado. Esto no quiere decir que las coberturas de la Sanidad pública en España sean deficientes, ni mucho menos. Más bien, responde a la necesidad que muchos sentimos de tener acceso a una serie de coberturas adicionales que nos brinden una mayor tranquilidad. Por ello, en esta ocasión, queremos darte una serie de pautas, consejos y recomendaciones acerca de cómo elegir el más adecuado.

 

 

Situación de los seguros de salud privados en España

 

A pesar de que, como hemos comentado, la Sanidad pública en España es de las mejores del mundo, cada vez son más los que apuestan por los seguros privados. De hecho, en estos momentos, se estima que, aproximadamente, hay 10 millones de personas en nuestro país con una póliza de estas características contratada, de los cuales 3 millones son funcionarios públicos. Este es el motivo por el que, además, las compañías cada vez ofrecen mejores y más variados servicios.

 

 

¿Qué tipos de seguros son más frecuentes en España?

 

En líneas generales, en España abundan tres grandes tipos de pólizas de seguros de salud privados. En este sentido, las de reembolso de gastos, que son aquellas destinadas a cubrir los costes generados por un problema de salud determinado (una operación quirúrgica, una visita al dentista, etc.) pero que antes requieren que el asegurado los haya abonado de su bolsillo y los de subsidios e indemnizaciones, que son los que se encargan de compensar al usuario ante un supuesto imprevisto como puede ser un accidente de tráfico que conlleve una minusvalía o, incluso, la muerte, son bastante habituales, pero no tanto.

 

Los seguros de salud más contratados en España son, sin duda, los de asistencia sanitaria, dentro de los cuales los hay individuales, familiares y de grupo. En concreto, brindan al asegurado la posibilidad de tener asistencia médica y quirúrgica cuando lo necesite gracias a la red de facultativos particulares y centros hospitalarios asociados a la compañía. En general, el coste de estos ronda entre los 500 y los 1500 euros al año, si bien es cierto que puede variar en función de multitud de factores.

 

 

¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes que ofrecen los seguros de salud privados en España

 

Estas son las principales ventajas de las que pueden disfrutar aquellos que optan por la contratación de un seguro de salud privado:

 

 

  • Libre elección del centro hospitalario de ingreso y del médico especialista.
  • Rapidez a la hora de atender pacientes ya que no hay que aguardar listas de espera para ver al especialista.
  • Prestaciones y recursos de última tecnología y gran calidad.
  • Habitaciones individuales en caso de necesidad de hospitalización y mejores servicios asociados.
  • Envío de informes y pruebas de diagnóstico a través del correo electrónico.

 

 

De igual modo, no podemos olvidar que los seguros de salud privados también presentan una serie de contras que hay que tener en cuenta:

 

 

  • Muchos seguros tienen la admisión restringida.
  • Para poder disfrutar de las prestaciones sanitarias contratadas, es necesario superar el período de carencia.
  • Falta de información respecto a restricciones y servicios no cubiertos por las pólizas, sobre todo, en el caso de esterilidad, trasplantes, cirugía estética y dolencias graves.

 

Ten presente las coberturas del seguro antes de contratarlo

 

Muchas personas cometen el error de contratar un seguro de salud privado sin, anteriormente, haber leído y estudiado con detenimiento las coberturas ofrecidas. En este sentido, es especialmente recomendable tener presentes aquellas que es factible que se utilicen con mayor asiduidad, así como las cantidades fijadas para indemnizaciones y subsidios. De hecho, una de las finalidades de estos productos es protegerse ante contingencias inesperadas, por lo que hay que saber muy bien qué esperar de ellos.

 

Además, hay que tener en cuenta que las compañías de seguros de salud privados son empresas y, por ende, van a buscar su propio beneficio y el mayor grado de rentabilidad posible en todos los casos. Por este motivo, si pueden escamotear alguna cifra, lo normal es que lo hagan. De hecho, esta es una de las razones por las que también es interesante, si la cobertura de la póliza lo permite, incluir alguna cláusula de asistencia legal para afrontar cualquier contingente que se precie.

 

Asimismo, también es importante tener presente la reputación de la aseguradora a la hora de afrontar los pagos. Y es que, al igual que ellos van a revisar tu caso en profundidad antes de aceptarte como cliente, tú deberías hacer lo mismo.

 

 

¿Cuáles son las aseguradoras más contratadas en España

 

Evidentemente, el mercado español de seguros privados es muy amplio y en él operan una inmensa variedad de compañías. Sin embargo, el público suele mostrar sus preferencias por unas por encima de otras, lo que también es un buen indicador para saber cuáles son las más adecuadas para confiar. En este sentido, aquí queremos hablarte de las más contratadas para que te hagas una idea.

 

 

Sanitas

 

Sanitas es una aseguradora completamente especializada y dedicada a este tipo de pólizas, por lo que cuenta con un cuadro médico propio muy extenso y eficiente, así como centros privados de la máxima calidad. Además, ofrecen la posibilidad de personalizar cada seguro en un rango muy elevado. De este modo, el usuario es siempre el que tiene la potestad de decidir qué incluir (óptica, odontología, farmacia, renta e, incluso, medicina alternativa, por ejemplo). Además, ofrece coberturas para los Estados Unidos, lo que no es muy habitual.

 

 

Adeslas

 

Al igual que sucede con Sanitas, Adeslas es una compañía especializada por completo en los seguros de salud, lo que le brinda la posibilidad de ofrecer servicios muy similares y de calidad parecida. Sin embargo, hace énfasis en algunos servicios determinados, como, por ejemplo, la hospitalización por intervención quirúrgica y, sobre todo, por parto. También oferta servicios especiales como son, por ejemplo, las terapias respiratorias a domicilio y la quimioterapia, aunque solo en las pólizas más altas. También incluye asistencia sanitaria fuera de España.

 

 

ASISA

 

ASISA ha sido, durante mucho tiempo, la aseguradora privada preferida de los funcionarios españoles. Esto ha propiciado que, en estos momentos, cuente en su plantilla con 42 000 profesionales sanitarios, así como con 600 centros asistenciales, 28 centros médicos y 15 clínicas y otros tantos hospitales dentro de España. Además, su red de centros concertados es mucho mayor, aunque solo ofrece coberturas dentro de la Unión Europea. Sin duda, es especialmente eficiente en los servicios dentales ya que cubre extracciones, empastes, urgencias y limpiezas anuales.

 

 

Mapfre

 

Mapfre es, en estos momentos, una de las aseguradoras de mayor prestigio en nuestro país. Evidentemente, su catálogo de servicios es muy amplio ya que cubre todo tipo de pólizas, lo que no quita para que las relacionadas con la salud gocen de una buena popularidad y bastante calidad. Eso sí, generalmente, opera mientras cuadros médicos concertados y mediante reembolso. Hay modalidades con y sin copago, aunque la diferencia de precio es bastante amplia.

 

 

AXA

 

AXA ofrece, en estos momentos, una cobertura médica dentro de sus pólizas de salud bastante interesante. De hecho, esta cubre tanto la atención primaria como las especialidades, las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización. Además, opcionalmente, es posible incluir indemnizaciones y seguros dentales. También cuenta con el exclusivo Centro Médico AXA, que ofrece trato preferente a sus clientes. Por si fuese poco, hace reconocimientos médicos gratuitos para renovar el carné de conducir, permisos de armas, etc.

 

 

AEGON

 

AEGON es una compañía con no demasiada experiencia en España pero que, gracias a la calidad de sus servicios, ha conseguido hacerse un hueco en el mercado con bastante celeridad. En este sentido, está especializada en un pública que demanda pólizas con coberturas muy completas y avanzadas que, además, se planteen desde una perspectiva innovadora. Por ejemplo, uno de sus principales atractivos es que permite tener seguro dental por solo 3 € al mes. Además, en la opción de reembolso, se abona el 90 % de los gastos médicos generados en la factura.

 

 

ASEFA

 

ASEFA es la última aseguradora a la que vamos a hacer referencia en esta relación de compañía más contratadas en España. En este sentido, se diferencia de las demás al centrarse, más allá de la asistencia sanitaria, en la prevención, respecto a lo cual ofrece una innumerable cantidad de coberturas. Además, su relación calidad-precio es de las mejores en nuestro país. Por su parte, también brindan un alto grado de personalización. Por ejemplo, en caso de accidente, permite optar por el reembolso, un subsidio por hospitalización o una indemnización final.

 

En definitiva, a pesar de nuestro excelente sistema público de salud, cada vez son más las personas que optan por la contratación de una póliza privada. Si este es también tu caso, esperamos haberte sido de ayuda a la hora de discernir los aspectos a tener en cuenta antes de hacerte con la tuya y de conocer cuáles son las compañías más importantes e interesantes que operan en España.