Vas a viajar al extranjero, ¿qué debes saber sobre los seguros médicos?

Seguros médicos de viaje

Cuando planificamos un viaje a otro país, normalmente estamos tan excitados pensando en lo que vamos a hacer, ver y experimentar que lo último que se nos pasa por la cabeza es que podamos necesitar asistencia sanitaria mientras estamos fuera. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de salir de nuestras fronteras es contratar un buen seguro médico internacional.

Ya sea porque vas a un país que te exige algún tipo de cobertura (como Rusia, Cuba o Ecuador), o porque vas a algún territorio en el que no estás cubierto por tu Tarjeta Sanitaria Europea, si eres como la mayoría de viajeros te interesa contar con un buen seguro médico que te asista en el caso de que se produzca alguna emergencia.

Los seguros médicos de viaje se diferencian de otros tipos de cobertura principalmente en que solo te devuelven los gastos derivados de utilizar algún tipo de servicio sanitario mientras estás fuera de tu país. Aunque algunos viajeros pueden beneficiarse de adquirir los llamados “seguros completos”, que también cubren posibles problemas como cancelaciones o pérdidas de equipaje, generalmente la mayoría de personas tienen más que suficiente con uno de tipo médico.

Por qué es importante contratar un seguro médico de viajes

Muchas personas, cuando escuchan hablar de este tipo de servicios, piensan algo como: “¡Pero si yo nunca estoy enfermo! ¿Para qué quiero un seguro médico de viajes?”. Sin embargo, a pesar de que viajar es hoy en día más seguro que nunca, pueden ocurrir todo tipo de eventualidades que te arruinen una escapada fuera de tu país si no estás preparado.

En la mayoría de lugares del mundo, la cobertura médica es bastante más cara que en España. Para que te hagas una idea, una operación de apendicitis o un parto pueden llegar a costar 50.000 euros en Estados Unidos; y muchos otros países, incluido algunos tan baratos en otros aspectos como Tailandia, no tienen precios mucho más bajos.

Y sí, es cierto que es poco probable que tengas que operarte repentinamente de apendicitis mientras estás fuera de casa, especialmente si tu viaje es corto; pero existen otros problemas que son mucho más habituales de lo que parecen entre los turistas. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Intoxicación alimentaria. En muchos países, especialmente en los situados en Latinoamérica, Asia y África, el agua corriente no es apta para consumo humano. Además, la comida de estos lugares y la manera en la que se prepara suele afectar de manera negativa a los estómagos occidentales. Por lo tanto, tener que pasar un par de días en el hospital por una gastronteritis es algo relativamente frecuente durante un viaje, y el precio de esta experiencia sin tener un seguro médico puede ser extremadamente alto.
  • Accidentes de tráfico. Tanto si estás pensando en alquilar un coche o una moto, como si vas a limitarte a utilizar transportes manejados por otras personas, los accidentes viales son muy frecuentes en otras partes del mundo. Ten en cuenta que las normas de tráfico y los comportamientos de los conductores no son los mismos fuera de Europa; y el tratamiento por un accidente de carretera puede acabar fácilmente con tu presupuesto.
  • Accidentes durante actividades turísticas. Cuando viajamos, tendemos a querer probar experiencias nuevas y potencialmente peligrosas. Desde realizar una travesía por la jungla hasta realizar deportes como esquí, surf o escalada, los turistas más aventureros tienen muchas posibilidades de sufrir algún tipo de percance mientras están fuera de casa.

Como puedes ver, contar con un seguro médico de viajes es casi una obligación si estás planificando salir de tu país durante un tiempo más o menos largo. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir uno de estos servicios?

Características de un buen seguro de viajes

A continuación veremos qué debes buscar en el plan que contrates cuando estés comparando diferentes alternativas.

1- Cobertura mundial o por países

En función de las características que tenga tu viaje, te compensará más buscar un plan que cubra varios países o un solo territorio. Ten en cuenta que algunos lugares, como Estados Unidos o Japón, tienen precios más elevados que el resto del mundo y por lo tanto generalmente te será más caro conseguir un seguro médico cuando vayas allí.

2- Tiempo de la cobertura

Muchas compañías aseguradoras especializadas en viajeros ofrecen paquetes que van desde unos pocos días hasta planes anuales. En función de la duración de tu estancia fuera de tu país, te compensará más contratar tu seguro con una empresa o con otra.

3- Monto de la cobertura

Es difícil calcular cuánto dinero puedes necesitar si por el motivo que sea tienes que acudir a un hospital o a una consulta médica mientras estás fuera de tu país. Debido a que no estamos acostumbrados a tener que cubrir todos nuestros gastos en este ámbito gracias a nuestro sistema sanitario nacional, normalmente tendemos a subestimar los costes de este tipo de eventualidades.

De forma aproximada, te interesa que un seguro de viaje de dos semanas te cubra al menos 30.000 euros de gastos; y esta cifra debería subir hasta los 60.000 si vas a estar un mes fuera de tu país. Como ya has visto, una sola intervención médica puede llegar a costar esta cantidad, por lo que es mejor estar prevenidos a tener que realizar un pago que no podemos afrontar por nuestra cuenta.

4- Reembolso vs. Pago directo

Una de las principales diferencias entre compañías de seguros médicos de viaje es que mientras algunas afrontan directamente todos los gastos relacionados con problemas de salud, otras te obligan a pagarlos a ti mismo y luego te ofrecen un reembolso.

Aunque esta segunda opción es la más común, por lo general te interesa escoger una cobertura del primer tipo. El problema del reembolso es que te obliga a afrontar pagos que pueden llegar a ser extremadamente altos, a guardar las facturas hasta que vuelvas a casa, y a realizar una gran cantidad de trámites para que te sea devuelto el dinero. En muchos casos, el proceso puede alargarse durante meses.

En cambio, si contratas un seguro médico de viajes con pago directo, tan solo tendrás que contactar con la compañía si tienes algún problema y ellos se encargarán de todo en el momento.

5- Formas de contacto

Sin importar las otras características del seguro que contrates, es fundamental que te asegures de que la compañía que escojas te ofrezca todas las facilidades posibles para contactar con ella. En caso de un accidente o una emergencia médica, lo último que te interesa es volverte loco intentando llamar a un número que no funciona o esperando durante horas o días a que te respondan a un correo electrónico.

En este sentido, lo mínimo que se le puede pedir a una compañía de seguros es lo siguiente: que tenga asistencia 24 horas por teléfono, y que puedan atenderte en tu idioma nativo (o en inglés, si es que lo dominas adecuadamente). Esto suele encarecer ligeramente el precio, pero generalmente merece la pena.

Mejores seguros médicos de viajes

Ahora que ya sabes por qué es importante contratar una buena cobertura médica cuando vayas a salir del país, y conoces las características en las que tienes que fijarte, pasamos a ver ejemplos concretos de empresas que ofrecen este servicio. Todas ellas están especializadas en el sector del turismo, y generalmente serán más que suficientes para la mayoría de personas. Aún así, cada una de ellas está especializada en un tipo de viajero ligeramente distinto.

1- IATI seguros

IATI es una de las empresas más veteranas en el campo de los seguros de viajes. Esta compañía ofrece servicios orientados especialmente a mochileros y otros turistas de aventura, aunque sus paquetes cubren todo tipo de trayectos.

Su servicio más contratado cubre hasta 65.000 euros en gastos médicos, y cuesta menos de 80 euros al mes. Además, su Servicio Mochilero también incluye eventualidades como accidentes en deportes de aventura, salvamentos o situaciones de rescate, que no suelen estar cubiertas por otras empresas similares.

Los seguros de IATI están especialmente indicados para ti si tienes pensado pasar varios meses fuera de España haciendo un recorrido mochilero, especialmente si viajes a territorios considerados más peligrosos como Asia o Latinoamérica.

2- Mapfre

Mapfre es una de las empresas más grandes dentro del mundo de los seguros, y como tal sus servicios son muy amplios y se adaptan a todo tipo de necesidades. Así, entre sus coberturas se encuentran algunas específicas para escapadas muy concretas como campamentos, viajes de senderismo o safaris.

Además, Mapfre te ofrece una gran flexibilidad tanto en la cantidad de eventualidades que cubre, como en el tiempo que dura la póliza y los países en los que es válida. Por ello, se trata de la opción perfecta para aquellos que quieran un seguro médico muy específico y adaptado exactamente a sus necesidades.

3- InterMundial

La mayoría de compañías de seguros de viaje centran sus servicios en aquellas personas que van a estar fuera de casa durante un periodo de tiempo más o menos corto. Sin embargo, ¿qué pasa si estás planeando una escapada de varios meses, como una vuelta al mundo o un recorrido por varios países? InterMundial puede ser justo lo que necesitas en estas situaciones.

Esta empresa de seguros médicos de viaje está especializada en trayectos de varios meses y por distintos países. Además, para cubrir las necesidades de los más aventureros, incluye incluso eventualidades como catástrofes naturales: huracanes, incendios, epidemias…

Su servicio estrella, Totaltravel Annual, cubre hasta 90.000 euros de gastos y puede utilizarse en cualquier parte del mundo, lo que lo convierte en una opción muy interesante para los más aventureros.

Conclusión

Como puedes ver, el mundo de los seguros médicos de viajes es muy amplio. No importa el tipo de trayecto que tengas pensado hacer: gracias a la gran cantidad de opciones que hay disponibles hoy en día, es posible encontrar un servicio que se adapte perfectamente a lo que necesitas.

Así que ya sabes: no hay excusa para que dejes tu país sin estar perfectamente protegido. Escoge tu seguro de viajes, y emprende tu aventura sin tener que preocuparte por nada.