Cómo se contagia la Covid 19: formas de transmisión del coronavirus

La información disponible sobre el SARS-CoV-2, virus causante del Covid-19, aumenta cada día. Las características propias de este coronavirus y la falta de inmunidad de la población ocasionan que el virus se haya propagado a gran velocidad, ocasionando una pandemia que en definitiva ha marcado el 2020. Sin embargo, ¿qué se sabe acerca de cómo se contagia entre humanos?

¿Cómo se transmite el Covid-19 entre personas?

Al igual que otros coronavirus y trastornos del sistema respiratorio, el SARS-CoV-2 se contagia generalmente de persona a persona. Esto implica que, para contagiarse, en la mayoría de los casos es necesario tener contacto con alguien que ya padezca la enfermedad.

El mecanismo de transmisión es relativamente simple. Al hablar, toser o estornudar, una persona contagiada expulsa gotículas de saliva que portan partículas de SARS-CoV-2. Estas gotículas tienen un alcance de unos dos metros y, en esta distancia, pueden llegar a ser inhaladas por personas sanas, ya sea a través de la nariz o la boca. Así, las partículas del virus llegan a la garganta y a los pulmones, donde penetran las células y comenzar a replicarse.

Por este motivo, la OMS recomienda el uso de mascarillas siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 o 2 metros entre personas. El uso de tapabocas reduce notablemente las probabilidades de contagio. Se estima que en caso de contacto con un positivo en Covid-19, si ambos individuos usan mascarilla, la probabilidad de transmisión se reduce en un 97%. Este porcentaje es de un 70% en caso de que solo una persona la lleve, mientras que el contagio es casi seguro si ninguno lleva mascarilla.

Propagación a través del aire

Una de las grandes dudas con respecto a la transmisión de coronavirus es si este puede propagarse en el aire y permanecer suspendido en él, contagiando a quienes se encuentren en la estancia. Cada vez son más los expertos que confirman esta teoría, algo que explica por qué la gran mayoría de los brotes importantes se han producido en espacios cerrados como discotecas, celebraciones religiosas y otros eventos.

En cambio, la probabilidad de que esto suceda en espacios al aire libre es mínima, pues la ventilación producida por el viento y otros factores climáticos obstaculiza la propagación de las partículas del SARS-CoV-2. De igual forma, este tipo de coronavirus ha demostrado ser vulnerable ante factores externos como la radiación ultravioleta, altas temperaturas, el cloro de las piscinas o el agua de mar.

Protección contra el contagio de la Covid en espacios cerrados

Como se ha comentado en el anterior párrafo, la transmisión del coronavirus por el aire es una evidencia irrefutable. Sin embargo existen dudas en si la propagación del contagio se produce con más facilidad mediante gotículas (pequeñas gotas que están poco tiempo en el aire, caen rápidamente al suelo por gravedad) o en aerosoles (micro gotas que se pueden quedar suspendidas en el aire durante varios minutos); muchos expertos afirman que el contagio del coronavirus se produce en espacios cerrados esencialmente por las partículas de virus que hay en aerosoles.

A partir de las evidencias con el mayor contagio en interiores las recomendaciones generales pasan por potenciar al máximo posible la ventilación natural mediante apertura de ventanas, es sin lugar a dudas lo más eficaz, sin embargo no siempre es posible ventilar todos los espacios de forma natural y es en esas situaciones cuando se recomienda el uso de purificadores de aire con filtros hepa o el empleo de lámparas de luz ultravioleta para desinfectar.

¿Pueden los asintomáticos contagiar el virus?

No existen estudios que lo demuestren al 100%, pero se sospecha que los asintomáticos sí tienen la capacidad de contagiar. Esta es la razón por la que toda persona que haya tenido contacto con un positivo por Covid-19 debe hacer cuarentena, aunque no presente ningún síntoma. En general, la mayoría de los virus no son contagiosos si no se manifiestan sintomatológicamente, pero puede que el SARS-CoV-2 sea una excepción.

De todas formas, un individuo asintomático siempre será menos contagioso que alguien que sí presente síntomas. El no presentar fiebre, tos seca, dificultad para respirar u otra de las señales de su presencia indica que la carga viral es mínima o que el sistema inmunitario ha logrado controlar la propagación y desarrollo de la enfermedad.

La relevancia de la carga viral

La carga viral se refiere a la cantidad de partículas de virus que ingresan en el cuerpo del ser humano al producirse una infección. Mientras mayor sea la carga viral, mayor será el efecto del virus en las células del cuerpo, mayor será la velocidad de propagación y mayor gravedad tendrán los síntomas. Asimismo, como se mencionó anteriormente, las personas con una carga viral más alta, tienen una tasa de contagio mayor, por lo que contagian a más personas.

¿Cuándo existe una mayor tasa de contagio para el Covid-19?

La tasa de contagio es mayor entre el sexto y séptimo día tras producirse el contagio. La incubación del SARS-CoV-2 dura unos cinco o seis días, tras los que se comienzan a manifestar los primeros síntomas del Covid-19. Generalmente, el día después de presentar estos primeros signos de la enfermedad, el paciente cuenta con la mayor cantidad de partículas víricas en su cuerpo, es decir, llega al pico de la carga viral. Por lo tanto, es en ese día cuando corre un mayor riesgo de infectar a otras personas. Es también este día el mejor momento para efectuar una prueba PCR con resultados confiables.

Tras ese día, el estado de salud de la mayoría de los contagiados comienza a mejorar de forma paulatina. Sin embargo, existen casos en los que el sistema inmune de los individuos genera una respuesta sobredimensionada ante las partículas del virus y esto ocasiona otros problemas de salud que evitan que los pacientes evolucionen favorablemente. Este es el caso de la neumonía bilateral, responsable en gran medida de los ingresos en la UCI, la necesidad del uso de respiradores y las víctimas mortales.

¿Qué son los súper contagiadores?

Con este término, o el de ‘súper dispersadores’, los medios de comunicación se refieren a las personas con Covid-19 que han contagiado el virus a un alto número de personas. Esto ocurrió, por ejemplo, en la localidad de Haro, en La Rioja, donde un infectado que acudió a un velatorio contagió a más de 70 personas a principios de marzo y ocasionó el colapso del sistema sanitario de dicha comunidad autónoma.

Sin embargo, este no es siempre el caso. Existen personas que, a pesar de haber desarrollado la enfermedad y dar positivo por SARS-CoV-2 en una prueba PCR, no han llegado siquiera a contagiar a sus contactos más cercanos o las personas con las que convivían. Así ocurrió en el caso de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, Presidente y Vicepresidente Segundo de España, que no se contagiaron de la enfermedad aunque sus parejas la hayan padecido.

Estos casos hacen que los científicos valoren una teoría alternativa a la de los ‘súper contagiadores’. Esta contempla el entorno como un punto clave en la transmisión del virus. Por lo tanto, un elevado número de contagios podrían relacionarse con espacios cerrados y mal ventilados. En el ejemplo del velatorio en Haro, dado que era invierno, este probablemente se celebró en un espacio cerrado, con las ventanas cerradas y la calefacción encendida. Además, las muestras de cariño como abrazos y besos que suelen darse en este tipo de eventos también pudieron haber tenido un peso determinante.

Herramientas para luchar contra un virus que aún no hemos podido dominar

Es evidente que todavía queda mucho por conocer del SARS-CoV-2. Aunque existan diferentes posiciones con respecto a cómo se contagia, lo que sí se puede asegurar es que las medidas de prevención funcionan. El distanciamiento social, el uso de mascarilla y el lavado de manos son efectivos para prevenir contagios.

Además, la única forma efectiva de cortar las cadenas de transmisión cuando ha se ha producido el contagio es la cuarentena del infectado y de todas las personas con las que ha mantenido contacto. Esta es la única forma de vencer al Covid-19 hasta que se desarrolle una vacuna o tratamiento efectivo.

Filtros HEPA contra el contagio del coronavirus

Una de las grandes preguntas del momento entre los usuarios es si los filtros HEPA son capaces de capturar las partículas de SARS-CoV-2, es decir, del coronavirus que está causando una grave epidemia a nivel mundial. Son muchos los estudios que se han realizado a este respecto y, por fin, es posible dar una respuesta. Aquí vamos a analizar la cuestión y a explicar el por qué. Continuar leyendo “Filtros HEPA contra el contagio del coronavirus”

La luz ultravioleta desactiva el SARS-COV-2 según estudio de Universidad de Boston y Signify

La luz ultravioleta de tipo UV-C es efectiva para luchar contra el coronavirus SARS-CoV-2, el virus que ha desencadenado una epidemia y una emergencia sanitaria a nivel global. Esto se desprende de un estudio realizado por Signify en colaboración con la Universidad de Boston que arroja unos resultados muy esperanzadores.

¿Qué es la luz ultravioleta UVC?

Antes de continuar hablando de este estudio que ha demostrado la efectividad de las lámparas ultravioleta a la hora de acabar con las partículas de SARS-CoV-2 responsables de la propagación de la COVID-19, hay que saber en qué consiste la luz UVC. Continuar leyendo “La luz ultravioleta desactiva el SARS-COV-2 según estudio de Universidad de Boston y Signify”